En julio de 1985 esto escribía Hilario Peña, nuestro amigo y habitual peregrino por los Destinos que Viajes Pertur acostumbra...