Lejos de los itinerarios habituales, hay una serie de construcciones: “castillos” repartidos por el desierto, sobre todo al este de Ammán. Hoy en día muchos han desaparecido o sólo son formaciones ruinosas, Los expertos hablan de la época Omeya para situar estas construcciones, cuando Damasco era la capital del islam. Entre 660 y 760 d.C. Eran Residencias de verano, alojamiento, etc en las cercanías de las tierras de cultivo gracias al aprovechamiento del agua de los bizantinos y árabes posteriormente. Estas construcciones fueron abandonadas posteriormente. Destaca Qasr Kharana, el mejor conservado a unos 60 Km. De Ammán, conserva todavía sus torres y se ignora cual era su finalidad, si lugar de defensa o de alojamiento.

Qasr al-Hallabat, en este caso si se cree que era castillo-residencia, hoy en estado ruinoso, sobre la base de una construcción romana del siglo II, hoy en día se conservan algunos mosaicos y estructuras.

Qasr al-Azarq, También sobre la base de una fortaleza romana de la época Ayubí y enclavado en un gran oasis. A pesar de que sus plantas superiores están en ruinas fue el cuarte general de Lawrence de Arabia en la rebelión en los años 1916-1918.

Qasr Amra, completamente en ruinas, en algunas salas todavía se pueden observar frescos con escenas de animales, caza, etc. También en la cúpula aparece decorada con las constelaciones del hemisferio sur y los signos del zodiaco. El edificio se atribuye a al-Walid.

Qasr Mushatta, El más grande de todos, no llego a finalizarse pero se puede visitar la sala del trono y puede admirarse parte de la decoración en bajorrelieve.

Share This