Región de Galilea

Al penetrar en esta región, el encanto y el misterio se cobijan al amparo de campos fértiles y montes de belleza singular.
La llanura alterna con la montaña, el calor con la frescura, el cultivo con el barbecho.
Galilea comprende la región norte de Palestina. En su parte central está cruzada por las montañas que van desde el monte Hermón al valle de Jezrael. La línea que va desde Safed a Acre la divide en Alta y Baja Galilea.

En la parte alta destacamos lugares como Dan o Banias ;y en la baja el lago y su entorno, Nazaret, Caná, llanura de Esdrelón con Tabor y Naín, Monte Carmelo, montes de Gelboé, etc.

Galilea es el escenario de la vida pública de Jesús. De aquí brotan las imágenes que ilustran las parábolas del Reino: las flores del campo, las faenas agrícolas, el trabajo en el lago, las tareas de la casa, la ciudad sobre el monte…. Todo el paisaje es cautivador.

Es una región privilegiada.”Fecunda y feraz” la llama Flavio Josefo y un proverbio rabínico decía que “es más fácil nutrir una legión en Galilea, que en Judea a un muchacho“. Allí crece todo de modo exuberante: mieses, viñedos, olivares. “El reino de Dios es como un hombre que echa el grano en la tierra; duerma o se levante de noche o de día, el grano brota o crece, sin que el sepa cómo “, dice San Marcos.

Es el área preferida de Jesús para abrir caminos nuevos y para la copiosa siembra de su palabra salvadora. Nada queda fuera de los límites de su preocupación anunciadora del Reino: sus montañas y alturas donde se retira a ejercitarse en las penurias de la ascética, y más frecuentemente a orar y quedar a solas con el Padre, cuya voluntad investiga de modo constante; las aldeas en cuyas sinagogas lee la Sagrada Escritura y expone con autorizado magisterio los sábados; sus gentes, nativas o advenedizas, cuya fe premia en ocasiones con signos extraordinarios; las fuentes del Hermón; sus ríos de agua bautismal; sus lagos, semilleros de gente apostólica y escenarios estupendos donde su palabra insta a la preparación del Reino que viene.
Recorrer tan variados parajes ahora es poblar la memoria con los mismos paisajes que El habitó, y llenar el corazón con la resonancia de su voz, plena de autoridad nada común, siempre atenta y amorosa con todos, incluso con los que le abandonan.

Galilea, por otra parte, era la región despreciada y semipagana, y de ella se decía que no podía salir el mesías. Los judíos dicen a Nicodemo “indaga y verás que de Galilea no sale ningún profeta“. Y precisamente de aquí salió, según el oráculo de Isaías, “una gran luz, que consistirá en el nacimiento de un niño, nuevo signo de paz, alegría, justicia, liberación, amor…” .El es el mesías.

0 Respuestas a "Región de Galilea"

  1. […] a la época helenístico-romana , cuando la región del Lago,  en la ribera occidental del Galilea, conoció un gran florecimiento por la proliferación de nuevos núcleos urbanos, y recuperación […]

Deja tu comentario

Etiquetas:, , , ,