Peregrinar a Roma en el Año de la Misericordia

El Papa Francisco ha convocado un Jubileo extraordinario que tenga en el centro la misericordia de Dios.
Comienza el 8 de diciembre , fiesta de la Inmaculada, y concluirá en la solemnidad litúrgica de Cristo Rey, el 20 de noviembre de 2016.
En palabras del Papa Francisco :
Siempre tenemos necesidad de contemplar el misterio de la misericordia. Es fuente de alegría, de serenidad y de paz. Es condición para nuestra salvación…Misericordia es el acto último y supremo con el cual Dios viene a nuestro encuentro…es la ley fundamental que habita en el corazón de cada persona cuando mira con ojos sinceros al hermano que encuentra en el camino de la vida, es la vía que une Dios y el hombre…tiempo propicio para la Iglesia, para que haga más fuerte y eficaz el testimonio de los creyentes…una Puerta, a través de la cual cualquiera que entre podrá experimentar el amor de Dios que consuela , perdona y ofrece esperanza.”
Es un Año de gracia y es esto lo que el Señor anuncia y lo que deseamos vivir.

Si bien es cierto que la indulgencia jubilar se puede obtener en diferentes catedrales o iglesias establecidas a tal fin por el Obispo diocesano, a muchos les hará ilusión peregrinar a Roma , y ganarla aquí.
Ojalá puedan cumplir con esta sugerencia que el mismo Papa Francisco contempla: “como peregrinos en Roma, vivirán la gracia del Jubileo

No hace falta transcribir aquí, literalmente la oración del Jubileo de la misericordia, cuyo lema está tomado del Evangelio de Lucas: “misericordiosos como el Padre”. Solamente destacamos algunos conceptos o expresiones más relevantes:
Jesucristo es quien nos ha enseñado aquella misericordia de la que dio testimonios, liberó a Zaqueo y a Mateo de la esclavitud del dinero, a la adúltera y a la Magdalena de buscar la felicidad solamente en una criatura.
A Pedro le siguió amando a pesar de la traición. Al ladrón le aseguró el paraíso. A la samaritana le dio a conocer el don de Dios.
Pide que la Iglesia sea su rostro visible. Que sus ministros revestidos de debilidad sientan verdadera compasión por los que están en la ignorancia o en el error, los amen y los perdonen.
Que la Buena nueva llegue a los pobres . Que sea proclamada la libertad.
Y lo pide por intercesión de María, madre de misericordia.

Foto portada de http://www.iubilaeummisericordiae.va/

Sin comentarios todavía.

Deja tu comentario

Etiquetas:, , , , ,