Lima, la Ciudad de los Reyes

Seguimos repasando nuestro circuito por Perú y llegamos a Lima.
Lima es Patrimonio Cultural de la Humanidad. Destaca por su arquitectura colonial, el estilo barroco de sus iglesias, la elegancia de sus mansiones y la riqueza de sus museos.
Ciudad de contrastes, dónde lo típico y lo tradicional se oponen a lo moderno y lo vanguardista. El acelerado proceso de mestizaje e integración de gentes, de múltiple bagaje cultural y social, la han convertido en una metrópoli pujante, vivaz.

Es una urbe enorme habitada por más de diez millones de limeños. Su creatividad se percibe en todos los rincones y en todos los contextos de la sociedad. Gente maravillosa, cariñosa, hospitalaria, amable y graciosa. Gente profundamente religiosa y tradicional. Gente con gran sentido del humor. Gente, por encima de todo, generosa con el visitante.

La ciudad de Lima, fundada por Francisco Pizarro el 18 de enero de 1535, fue considerada durante casi tres siglos la capital virreinal de América del Sur.
Su nombre oficial fue” ciudad de los Reyes” porque su fundación coincidió con la fecha en que los Reyes Magos se encaminaron a Belén. Otros dicen que fue en honor de Carlos V de Alemania y primero de España y de las Indias y de su madre, la reina Juana; aunque con el pasar del tiempo la gente prefirió llamarla Lima.
Cómo curiosidad, a propósito del significado de la palabra Lima, hay quienes la hacen derivar del nombre del río Rímac – en quechua” hablador” -, en cuyos márgenes se fundó la ciudad. Y es un significado que va muy bien con una de las cualidades del limeño: es muy conversador.

Lima es también una fuente inagotable de Cultura, como muestra la existencia de una gran cantidad de museos, como el Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia; el Museo del Oro y el Arqueológico Rafael Larco Herrera, que albergan tesoros incas y preíncas de incalculable valor.
Lima también ofrece una de las mejores gastronomías del mundo en sus muchos restaurantes y acogedores locales, dónde degustar deliciosos platos, resultado de la mezcla de las cocinas europea, africana y asiática con la andina. Tan solo quiero recordar uno de los platos típicos: el ceviche, pescado crudo marinado con zumo de lima; se toma normalmente con un famoso pisco sour- potente cóctel hecho a base de pisco -bebida tradicional de Perú-, zumo de lima, jarabe y claras de huevo.

Como colofón a este post, además de recorrer y visitar su centro histórico: Plaza de Armas, Palacio de Gobierno con el cambio de guardia, la catedral, Santo Domingo, San Francisco, San Pedro, la Alameda de los Descalzos y su convento… ,no hay que perderse visitar Las Nazarenas dónde se rinde culto, desde hace más de 360 años, al Señor de los Milagros; cuando un grupo de esclavos negros de una cofradía de la zona de Pachacamilla pintaron en una humilde pared de adobe un Cristo Moreno.
Peruanos de todas las razas y condición social, cada mes de octubre, convergen en Lima, en fervorosas y multitudinarias procesiones para testimoniarle su fe.
La ciudad se viste de morado y el gentío con flores, cantos, velas y olor de zahumadoras, se arremolina en actitud penitente junto a una imagen considerada por todos como milagrosa. Ningún evento de masas se puede comparar con esta expresión colectiva de religiosidad popular.

Imagen de portada: Catedral de Lima de noche.  Autor: Ms643 . Lic: CC BY-SA 3.0 

Sin comentarios todavía.

Deja tu comentario

Etiquetas:, , , , ,