Jafa la bella

Jafa es otra visita habitual en nuestro circuito por Tierra Santa. Según los judios , la fundó Jafet, el hijo de Noé, en el 4000 aC.  Otros indican a Jopa, hija de Eolo y esposa de Cefeas, rey de Etiopía.
Lo más probable es que en 1600 aC. fue fundada por los fenicios, quienes le pusieron ese nombre. Y así la llamaron también los árabes.

Se encuentra sobre un promontorio rocoso de 40 metros de altura, que se adentra en el mar Mediterráneo formando una pequeña península al norte.
Perteneció a Egipto bastante antes que Tutmosis III consolidará aquí sus dominios, esto explica que se encontrará escrito su nombre en Karnak y en las cartas de Tel el Amarna.

En la Biblia aparece por primera vez en tiempos de la conquista de Josué, cuando las tribus hebreas entraron en Canaan ; la region de Jaffa fue otorgada a la tribu de Dan,pero la poderosa ciudad filistea no pudo ser conquistada totalmente por Israel hasta el reinado de David.
Cuando en el 198 AC. se produce la anexión de Palestina a Siria, surge la revuelta macabea, Simón Macabeo la conquista, convirtiéndola en ciudad judía; en esta época Jaffa logró gran prosperidad, especialmente por su comercio exterior.

Pasó después a depender de Roma; con Julio César Jafa es devuelta a los judíos, y Marco Antonio obsequia la ciudad a Cleopatra. Entonces comenzó el florecimiento del cristianismo,beneficiado por la presencia de Pedro.
Y en los siglos venideros fue lugar de paso de los peregrinos cristianos e intermitentemente invadida por árabes, bereberes, turcos y hasta Napoleón.

La ciudad de Jafa está rodeada de jardines y huertos, y sobre todo de naranjos, que impregnan el ambiente con su característica fragancia a azahar.

La vieja Jafa, junto a la orilla del mar, es famosa por sus casas y callejuelas estrechas, que conservan todo el sabor medieval, especialmente en las cercanías del puerto y de la Iglesia de San Pedro. Se le conoce a este barrio como el de los Artistas.

La Iglesia de San Pedro, fue construida en 1654, sobre las ruinas medievales. Se eleva en el lugar que la tradición indica que fue la casa de Simón, el curtidor, donde solía hospedarse San Pedro.
Su privilegiada situación permite contemplar un paisaje maravilloso. Junto con el convento, está bajo la protección de los franciscanos.
Es de estilo neoclásico, destaca el púlpito de madera, representando un árbol y escenas en relieve de la vida de San Pedro.

El convento de Santa Tabita se halla en las cercanías del lugar donde Pedro realizó su famoso milagro.
Otro vestigio de las culturas que han dejado huella en esta ciudad es la Torre del Reloj, que conmemora el jubileo del sultán Abdul Hamid II, en 1906.
Y no hay que perderse el Mercado de las Pulgas, cerca de la plaza, junto a la viejo puerto. Es paseo obligado, aquí se encuentran la mayoría de los comercios y lugares de entretenimiento hasta bien entrada la noche.

Foto de portada: Old JaffaPort , autor Noam Armonn. Lic CC SA 3.0.

Sin comentarios todavía.

Deja tu comentario

Etiquetas:, , , , , , ,