Bajando por el Monte de los Olivos

Al llegar al Monte de los Olivos tenemos una vista muy parecida a la del Monte Scopus : la dorada Jerusalén.
Al Monte Scopus le hemos dedicado varias entradas en este blog, ya que habitualmente es nuestra primera vista panorámica al entrar en Jerusalén, pero hoy vamos a rememorar este emblemático monte, uno de los lugares más sagrados de Tierra Santa.

El Monte de los Olivos está ubicado al oriente de Jerusalén, y a una altitud de 1025 metros. Aquí encontramos el más grande y antiguo cementerio judío del mundo, pues se cree que la Resurrección de los muertos tendrá lugar aquí, según palabras de Zacarías.

Está cargado de gran significado bíblico tanto en el Antiguo como Nuevo Testamento.
Algunas de las referencias bíblicas: Salmón construye un altar a Camós en el monte que está frente a Jerusalén; Josías destruye los altares, al sur del Monte de los Olivos; David sube llorando la cuesta del monte al huir de Jerusalén; el profeta vaticina que el Monte de los Olivos se partirá por la mitad (Zacarías) ; entrada de Jesús en Jerusalén ; Lugar de la Ascensión ; Jesús enseña a orar a sus discípulos; Jesús llora sobre la Ciudad Santa; la oración y agonía de Jesús en Getsemaní; arresto de Jesús en un huerto que había cerca…. 

En el Monte de los Olivos se encuentra La Ascensión, en la actualidad un simple templete octogonal cubierto por una cúpula. En el interior hay una impresión en roca parecida a la huella de un pie, la tradición recuerda aquí la ultima pisada de Jesús antes de ascender a los cielos. Efectivamente tradicionalmente el Monte de los Olivos es considerado como el escenario teológico donde tuvo lugar la Ascensión de Jesús.

El Pater Noster, lugar al que solía venir Jesús con frecuencia, se halla en la mitad del camino entre Betania y Betfage a Jerusalén.
Según la tradición Jesús enseño a rezar aquí a sus discípulos el Padre Nuestro. Sobre la gruta, tres iglesias: la bizantina, la de los cruzados y la actual del siglo XIX.
En las paredes del claustro, sobre baldosas policromadas, se lee el Padre Nuestro en diferentes lenguas de todo el mundo.  

Dominus Flevit, en mitad de la ladera, el domingo de Ramos llegó Jesús montado en un borrico; el lugar recuerda el llanto por la ingratitud de Jerusalén. La iglesia se construyó sobre las ruinas de una bizantina, su cúpula recuerda una lágrima. La pared frontal del altar está abierta en arco desde el que es posible admirar la vista de Jerusalén. 

Descendiendo un poco más se llega  a Santa María Magdalena, iglesia de estilo ruso, obra del zar Alejandro III en memoria de su madre.
Las monjas rusas cuidan del culto, se visten de negro, con velos muy largos que sobrepasan su espalda. En el interior hay cuadros alusivos a María Magdalena, uno de ellos muestra a la sana hablando con Tiberio, indicando la inocencia de Jesús y la cobardía de Pilatos.
Getsemaní, en la base del Monte de los olivos, visitado muy frecuentemente por Jesús y sus discípulos;  los padres Franciscanos tienen la propiedad de la Custodia de Tierra Santa y especialmente de Getsemaní. Aquí encontramos la Basílica de la Agonía, el Huerto de los Olivos, la Gruta del Prendimiento y al lado, la Tumba de María.

 Hablaremos más de estos santos lugares en posteriores entregas de nuestro blog.

Commentarios cerrados.

Etiquetas:, , , , , , , , ,